La belleza sí está en el ojo del observador

¿Qué es la belleza sino un concepto abstracto ligado a la historia de la humanidad?

La palabra “bella” viene de la forma femenina “bella” del latín bellus = hermoso. La terminación -eza se usa para crear sustantivos abstractos. Aplicado a este caso, belleza se refiere a la cualidad de lo bello.

Los orígenes de la belleza se remontan desde la prehistoria, con la creación de pinturas rupestres, pasando por el arte aborigen, hasta llegar a las construcciones y obras de arte de nuestros días.

Objeto de estudio de diversos campos, principalmente el de la filosofía, la psicología, y la estética (aesthetica = sensación), la belleza proviene de manifestaciones sensoriales: aspecto visual, forma, movimiento, sonido, y kinestésico. Para Tomás de Aquino, por ejemplo, lo bello es visto como aquello que agrada a la vista “quae visa placet”.

La creación es libre, pero la contemplación no lo es

Visto hasta aquí, los principales atributos de lo percibido como “bello” están siempre relacionados a conceptos como equilibrio y armonía, pero sobre todo, al sentimiento de bienestar que por su naturaleza nos produce.

Sin embargo, lo bello desde los cánones de lo estético, han variado y se han ido transformando a lo largo de la historia, de manera que al ser una representación de carácter social, la belleza ha adquirido connotaciones diversas acerca de su significado; cánones muy particulares a cada época, incluyendo determinadas características tanto físicas e intelectuales, así como manifestaciones y criterios sociales para validarlas.

Un claro ejemplo de estos cánones, atributos, manifestaciones y criterios, es el arte contemporáneo, calificado por algunos como una farsa y por otros como una posibilidad de construir el vacío.

De esta manera, resulta evidente que lo considerado en un momento histórico como bello, puede no serlo en otro, y que la influencia de los cánones de belleza actuales estén quizá llegando al terreno de lo que Maria Carolina Larrea llamara: cuerpos irreales.

Anuncios

Un pensamiento en “La belleza sí está en el ojo del observador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s